domingo, 19 de junio de 2016

Encontrar nuestra "balanza"...



A veces, algunas veces, bueno muchas veces, la vida pesa.
Puede aplastarte si no tienes la "musculatura" suficiente.

Nos vamos cargando de "pesos" siendo conscientes o inconscientes de lo que soportamos. Pero ha de llegar el momento en el que uno debe imaginar una BALANZA personal, con el fin de colocar en cada lado lo que nos satisface y lo que no, para tratar de conseguir el "equilibrio" existencial y llegar a SER el Eje de nuestra Vida.

No nos quedemos en nuestras viviencias, APRENDAMOS de ellas para convertirlas en PROPIAS EXPERIENCIAS. Porque las primeras pueden ser positivas o negativas, pero las experiencias siempre son positivas.

La misma "vivencia" puede interpretarse y sentirse de diferente forma por personas distintas. Cuando contemplamos la Mar o un paisaje; nos ocurre una adversidad o un momento de alegría; escuchamos música o damos un beso; amamos o nos aman...estamos viviendo algo que, aunque puede resultar común para todos, si lo transformamos CONSCIENTEMENTE  en "nuestra propia experiencia", estaremos transmutando percepciones y conocimientos en SABIDURÍA, y en ese proceso continuaremos aprendiendo y evolucionando.

También hemos de aprender a diferenciar entre "problemas" y "circunstancias ".
Buscar soluciones a los problemas, y saber adaptarnos a las circunstancias.

Creo que la Vida, en sí misma, es una circunstancia existencial.
Es la circunstancia de vivir una "Experiencia Humana", afrontando y solucionando problemas...ejercitemos la "musculatura" de la actitud positiva y encontremos nuestra BALANZA.

Seremos un poco más sabios y felices.

Una actitud positiva no nos permitirá hacer cualquier cosa.
No nos convertirá en el más rápido, ni en el más inteligente, ni en el más fuerte, ni tampoco eliminará todos los problemas.

Lo que hará será, darnos la oportunidad de aprovechar al máximo nuestro potencial y por lo tanto, la posibilidad de obtener mejores momentos de gozo.

Por eso, intentemos SER positivos.
Generemos y aportemos ideas constructivas.

No podemos pasar un día tras otro afligidos, preocupados, desanimados.
Las cosas no van a cambiar por mucho que nos lamentemos.
¡Que derroche de energía negativa!.

Huyamos de los "vampiros de energía" que nos "chupan" el tiempo, nuestras ganas y esperanzas.

Si tenemos trabajo, trabajemos mejor; si no lo tenemos, debemos buscarlo mejor; si tenemos que pedir ayuda, pídámosla mejor...todo con amor y pasión.

Pasemos a la acción.
Hagamos lo que sea, pero cada día mejor...con amor y pasión.

Pero negativos...mejor NO.

"Preocuparse es una forma de morir en vida.
Ocuparse es un modo de luchar para renacer cada instante"

(Peri)